Frases o Epitafios para lápidas

Frases o Epitafios para lápidas

Las frases o epitafios para lápidas son palabras que se pueden leer en la tumba de un fallecido o de un futuro ocupante. Esto no es una moda reciente, representa una costumbre que tiene sus raíces en Roma y la Antigua Grecia. Las frases o texto que se muestran pueden ser escritas por parientes, familiares, amigos o en algunos casos de la inspiración de autores desconocidos.

Estas frases que se pueden leer en las lapidas para tumbas se llaman epitafios y pueden venir de muchas formas. A veces son breves, otras extensas, dramáticas, cómicas, irónicas, lacónicas, tiernas o amorosas. Lo importante es que, en cierto modo, tengan ese toque personal y bíblico que se le da a alguien que ya no está.

Las frases escritas en lapidas para panteón tienen la finalidad de dejar una huella tras la muerte, estas palabras generalmente se convierten en historia y con ellas puedes imaginar o recordar un poco como fue esa persona cuando estaba viva. Suelen ser escritas con letras simples, en bronce o acero, para ser fijadas directamente sobre mármol, o pueden ser grabadas o impresas en ajuares funerarios como pergaminos y libros de recuerdos.

Además, para aquellos que opten por la cremación del cuerpo, estas frases también pueden grabarse o imprimirse en la urna de cremación. Es decir, existe un conjunto estructurado de pensamientos, religiosos y seculares, que por un lado pretenden estimular la reflexión y por otro pueden dar belleza y valor agregado a las lápidas.

Frases para lápidas

Muchos son los tipos de epitafios o pensamientos que se usan; sin embargo, las frases biblicas para lapidas son unas de las más usadas. Estás se encuentran llenas de fe y alabanzas a Dios, ayudan a guiar el camino del espíritu hacia el más allá. Si la persona era católica o cristiana y no eligió su epitafio antes de su muerte, las frases bíblicas son una buena opción.

Las frases cortas para lapidas son una de las más solicitadas, estas suelen ser concretas con un gran significado. Además, deben ir acompañadas de la información oficial (apellido(s), nombre(s), fecha de nacimiento y defunción, así como el número de referencia del lugar donde reposará el cuerpo). Por tal motivo, es bueno usar las frases o epitafios para lápidas que están resumidas.

Las frases o epitafios para lápidas puedes usarlas para un familiar, un amigo, un conocido o compartir con quien desees. Aquí te dejamos una variedad de ejemplos que puedes usar o pueden servirte de inspiración. Existen frases para lapidas de madres difuntas, padres, hermanos, hijos, abuelos, esposo(a), entre otras.

Las más emotivas frases o epitafios para lápidas
“Tengo presente tu rostro y tu voz y siempre las tendré, aunque pase el tiempo y no te encuentres entre nosotros”.

“Su presencia fue como una luz que ilumino nuestro hogar, su muerte semejante a un sueño de paz”.

“Guardaremos en nuestra mente tu mejor sonrisa y vivirás por siempre en nuestros corazones”.

“Mis ojos, espejos del alma, amasadores de deseos, clavados en el quebranto, de la nostalgia de no poder gritarlos”.

“Donde hay humildad hay amor, donde hay amor hay paz, donde hay paz está Dios”.

“Su amor fue la familia, conservó la calma en el dolor y la paciencia. Concédenos señor el consuelo a los que lloramos su ausencia”.

“La familia no te olvidará y sé que estés donde estés, estarás bien porque fuiste una de las mejores personas del mundo”.

“Madre bendita: tú fuiste amor, dulzura y consuelo vivirás eternamente en el corazón de tus hijos”.

“La mano del señor en botón cortó tu vida, pues era flor escogida para un jardín mejor”.

“Has cerrado tus ojos, pero dios el ser supremo abrió las puertas de su gloria para ti”.

“Quienes en vida te amamos nunca te olvidaremos”.

“Un millón de palabras no pueden hacer que vuelvas. Lo sé, porque lo he intentado. Tampoco un millón de lágrimas. Lo sé porque he llorado hasta no poder más”.

“Las enseñanzas dejadas inmortalizan tu espíritu”.

“Tus alas se desplegaron, con el último rayo de la tarde y en cálida y crecida ascensión te confundiste con las nubes”.

“Espíritu armonioso que llegas. Aquí reposa un hombre que pasó por la vida iluminándola de pasión, de poesía y de amor…”

“También ahora vosotros tenéis tristeza, pero os volveré a ver y se gozara vuestro corazón y nadie os quitara vuestro gozo”.

“Tu partida fue inesperada y dolorosa, pero tu recuerdo vivirá en nuestro corazón siempre”.

“Aunque estés muerto tu recuerdo en nuestra mente vivirá”.

“No lloren por mi voy a unirme con dios y los espero en el cielo”.

“Ángel mío desde que tus ojos se cerraron los míos no han dejado de llorar”.

“Te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti”.

“Guardaremos en nuestra mente tu mejor sonrisa y vivirás por siempre en nuestros corazones”.

“Adiós amigo, esto no es un adiós, es hasta luego, pues marchó confiada en el reencuentro”.

“Para nosotros no te has ido, estás en nuestros corazones”.

“Señor nos lo diste para hacernos felices en la tierra y nos lo/a quitaste para darle la felicidad en el cielo”.

“Su amor fue la familia, su pasión el trabajo, su divisa el deber, su lema la verdad y la honradez”.

“Te fuiste a la gloria el día menos pensado porque sabias de sobra que el cielo tenías ganado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir