Rosario de sanación

Rosario de sanación

El rosario de sanación es muy poderoso, como su nombre lo indica, te ayuda a liberar y sanar todas tus penas porque al unir tu fe al amor de Jesús, todas tus oraciones serán escuchadas. Representa una serie de plegarias poderosa con una eficacia comprobada por los fieles católicos.

El rosario de sanacion y liberacion no solo se usa para rezar cuando nos encontramos en situaciones difíciles o cuando ya estamos sufriendo alguna enfermedad, también se usa para rezar por la protección de los que amamos y por nosotros mismos.

El significado de sanación y liberación manifiesta que el Hijo de Dios que está en nosotros se manifiesta sin ataduras como dice según Romanos, 8,18-23 donde nuestro Señor espera una oportunidad para manifestarse y traer el bien a toda la creación.

Como rezar el Santo Rosario de sanación

El santo rosario por la salud y sanacion de los enfermos utiliza los cinco misterios dolorosos de la Iglesia Católica y algunas oraciones conocidas que, con mucha fe por supuesto, puedes ser bendecido por la gracia de Dios y ser sanado de lo que te está causando dolor.

Este rosario de sanación no solo se encargará de curar heridas o alguna enfermedad física; también te puede ayudar con algún problema emocional que estés atravesando o si simplemente sientes que es momento de fortalecer tu unión con el Espíritu Santo.

Realizar el santo rosario para pedir sanación es muy sencillo: en primer lugar, sólo debes hacerlo los martes y jueves, que son los días que corresponden a los Misterios Dolorosos. Para hacer el servicio de oración seguimos los siguientes pasos:

  • Elevar una oración a nuestro Padre Dios, donde invoquemos su nombre y su Espíritu
  • Procedemos a la Señal de la Cruz
  • Tras la señal de la cruz, rezaremos la oración del confiteor, o también Yo Pecador
  • Habiendo confesado nuestros pecados, es ahora el momento de pedir perdón por todas nuestras obras
  • En este punto de pueden recitar oraciones para reforzar aún más todo lo que hemos orado a Dios
  • Realizar una oración jaculatoria o aspiración, es "una oración corta, en la que la mente se dirige a Dios
  • Comenzar con los 5 misterios dolorosos: en cada uno realizar: Padre Nuestro, 10 Ave María y un Gloria
  • Después del quinto misterio y para finalizar hacemos la misma cadena de oraciones y añadimos 3 Avemarías y un Ave Reina Madre; de tal manera que Nuestra Señora interceda ante nosotros y ante Dios nuestro Señor

Como rezar el Santo Rosario de liberación y sanación

Para rezar este rosario de sanación puedes usar cualquier rosario católico. Es común llevar un registro de las oraciones; sin embargo, hay algunas cosas que cambian al rezar y pronunciar palabras de liberación y sanación. Te lo explicamos a continuación:

  • Se comienza con la Señal de la Cruz
  • Recitamos el Credo
  • Nombramos a quien va dirigido este Rosario de sanación
  • Decimos una frase de apertura para abrir el pedido de liberación y sanación
  • En cada cuenta del rosario se debe decir en nombre de la persona para quien se hace el rosario y hacer 3 peticiones
  • Al final de cada décima, rezar el Gloria
  • Debes rezar las 5 decenas del rosario por la misma persona o por las demás. Si quieres, puedes hacer uno para ti
  • Al final del rosario de sanación se debe recitar la salutación a la Virgen María
  • Para cerrar el rosario, se debe cruzar la señal de la Santa Cruz
Letanías de los enfermos

Esta letanía se reza para implorar salud de cuerpo y alma

«Señor Jesús, que curaste al ciego de Betsaida (Mt 8,22) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús que curaste a dos ciegos en Cafarnaúm (Mt 9,27) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a dos ciegos en Jericó (Mt 20,29) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a un ciego y mudo (Mt 12,22) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste al sordomudo en Decápolis (Mt 7,34) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a un leproso en Galilea (Mt 1,41) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a diez leprosos en Galilea (Lc 17,11) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste al paralítico de Cafarnaúm (Mt 9,1) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste al paralítico de la piscina (Jn 5,1) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste al hombre de la mano atrofiada (Mt 12,9 ) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a la mujer hemorroísa (Lc 8,42 ) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a un hombre hidrópico (Lc 14,1 ) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste al siervo del centurión (Mt 8,5) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste al hijo del funcionario real (Jn 4,50 ) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a la suegra de San Pedro (Mc 1,25) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a un niño lunático (Mt 17,18) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste al poseso de Cafarnaúm (Mc 1,25) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a un poseso mudo (Lc 11,14) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a una joven posesa de Canán (Mc 7,24) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que curaste a dos posesos de Gerasa (Mt 8,28) Ten piedad de nosotros
Señor Jesús, que resucitaste a la hija de Jairo (Mc 5,41) Ten misericordia de nosotros
Señor Jesús, que resucitaste al hijo de una viuda (Lc 7,14) Ten misericordia de nosotros
Señor Jesús, que resucitaste a tu amigo Lázaro (Jn 11,1-43) Ten misericordia de nosotros
Señor Jesús, que resucitaste Tú mismo del sepulcro (Mc 16,6) Ten compasión de nosotros

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
Perdónanos Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
Óyenos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
Ten piedad de nosotros.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies las oraciones que te dirijimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las gracias y misericordias de Jesucristo Nuestro Señor.»

¡Amén!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir